La escena de bares más caliente de Asia recién está comenzando. Y puedes agradecerle a este chico.



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los grandes bartenders no se materializan de la nada. Son la suma de acciones acumuladas. Horas locas, investigación meticulosa, experimentación rigurosa: estos son solo algunos de los sacrificios invisibles que implican todos y cada uno de los cócteles perfectamente ejecutados que se presentan ante usted. Si alguien sugiere que el trabajo es simplemente diversión y juegos, indíquelo en la dirección de Gibran Baydoun. El nativo de Nueva York personifica lo que se necesita para tener éxito en este negocio. Desde su hogar adoptivo de Singapur, recuerda un largo y gratificante viaje en el comercio de bebidas.

“Comencé como gerente de restaurante tres días después de graduarme de la Universidad de Michigan”, dice Baydoun, un experimentado camarero y consultor de bebidas. “Regresé a Nueva York y tomé un concierto con Hillstone Restaurant Group. Casualmente había servido mesas antes, pero aquí es donde realmente cultivé mi talento en la hospitalidad ".

La formación en el trabajo es a menudo la norma en el mundo de los bares. Y Baydoun se benefició de ser un aprendiz rápido, ascendiendo en las filas a la gerencia a una velocidad vertiginosa. Hacer las cosas bien fue una función de la comprensión de la filosofía rectora detrás del programa de bebidas; cada establecimiento tiene el suyo. Baydoun dice que si se esfuerza por comprenderlo verdaderamente y se compromete plenamente con el proceso, las personas a cargo rápidamente tomarán nota.

“La regla era simple allí”, dice de su tiempo con Hillstone. “Preparamos bebidas que van muy bien con la comida. No solo me encantaron sus cócteles generosos y clásicos, como un Martini deslumbrante, sino también que cambiaran la copa a la mitad por una fresca fría para que la última gota sea tan buena como la primera ".

Parece bastante fácil, pero con demasiada frecuencia un programa de bar carece de un mensaje singular y cohesivo o no encuentra personal que esté dispuesto y sea capaz de conectarse realmente con él. La fortaleza de Baydoun está en encontrar ese espíritu y enfocarlo de una manera que obligue al cliente a creer.

Destinado a desempeñar un papel en la gestión, asumió una temporada con Ralph Lauren antes de trasladarse a Momofuku como director de operaciones del restaurante. “Pude hacer muchas cosas allí, desde ayudar a abrir el primer restaurante hasta ver a los maestros en Momofuku Ko y Booker y Dax [ambos en la ciudad de Nueva York] hacer verdadera magia”, dice. “Probablemente aprendí más de John deBary en Momofuku y Jordan Salcito, vino y servicio extraordinario, cuando se trata de bebidas. Definitivamente fueron influencias que definieron su carrera y alrededor de personas rudas ".

Al comenzar su carrera, Baydoun se convirtió en una especialidad al aprovechar la oportunidad. Cuando un prominente chef lo llamó con la oportunidad de operar un programa de bebidas en el otro lado de la tierra, apenas dudó.

“Salí a trabajar con el chef David Myers en su restaurante en Singapur, Adrift by David Myers”, dice Baydoun sobre su movimiento más reciente. “Nunca había usado un pasaporte, pero estaba listo para ese crecimiento. Adrift fue el secreto mejor guardado en el icónico resort Marina Bay Sands, y como equipo, pudimos convertir el bar en uno de esos lugares eléctricos llenos de gente que conoces o sientes que siempre has conocido ".

En Singapur, Baydoun reconoció a otras personas dedicadas a su oficio y decididas a inspirarse mutuamente para llevar las bebidas más lejos. “No hay escasez de talento en Singapur”, dice. “La gente está haciendo cosas ridículamente grandes y superando los límites a diario. Hay tantos buenos bares que en conjunto nos levantan a todos juntos. Me encanta la camaradería aquí. Hay una comunidad de bartenders, chefs y gerentes generales que se apoyan entre sí y hacen que todo sea divertido y emocionante ".

En estos días, Baydoun está concentrando su tiempo y energía en una nueva empresa, 1880, un club de miembros privados en Singapur que acaba de abrir. Según el sitio web del club, "1880 nace de una idea tan simple como grandiosa: que las conversaciones pueden hacer del mundo un lugar mejor y lo harán".

“Puedo decirles que están sucediendo cosas buenas aquí que me hacen saltar de la cama por la mañana”, dice Baydoun. “Combina todo lo que amo en el mundo: política, conversaciones y hospitalidad”.

1880 encaja perfectamente en una ciudad-estado que cada vez recibe más ideas e influencias externas. "Mi misión principal ha sido ayudar a crear un menú que sea tan accesible como reflexivo", dice Baydoun. “Nos gusta tener un poco de lo inesperado en nuestro programa de bares y al mismo tiempo equilibrar lo que nuestros miembros realmente buscan en un lugar que muchos visitarán de tres a siete noches a la semana. Queremos ser únicos y familiares al mismo tiempo, sin una pizca de pretensiones ".

Es difícil caminar sin caerse. Pero Baydoun tiene la agilidad para lograrlo. ¿Cómo podría alguien presumir de dudar de él después de lo que ha logrado en menos de una década?

Además de supervisar varios programas de bebidas en Singapur, está buscando trabajo mucho más allá de los límites de su ciudad natal, todo con las lecciones que comenzó a aprender el primer día en el trabajo. "El simple poder de un bar restaurante realmente sólido me ha guiado, y lo veo en mi trabajo ahora que trabajo con bares y restaurantes de todo el mundo a través de mi propia empresa de consultoría y desarrollo de restaurantes".

Nada mal para alguien que entró en esta industria en busca de un trabajo temporal después de graduarse. “Nunca pensé que estaría haciendo esto para siempre, pero finalmente me di cuenta de que un buen cóctel y grandes personas pueden cambiar el mundo”, dice. Con suficiente tiempo y suficiente esfuerzo, por supuesto. El éxito en el negocio de las bebidas no es diferente a cualquier otro: nada es rápido. Y nada es facil. Pregúntale a Gibran Baydoun.


Ver el vídeo: Disparate Pieces. Critical Role. Campaign 2, Episode 4


Artículo Anterior

La mejor receta de rollos de canela pegajosos y pegajosos

Artículo Siguiente

TRACE en el W Seattle estrena nuevos menús